ENLACES
Asociac. Europa Laica
Asociación Escuela Laica (Albacete)
Sobre la asignatura de religión: La arrogancia del MEC propicia una nueva guerra escolar

Religión obligatoria,
no gracias

DOCUMENTOS
Información del Consejo Escolar del Estado al Estado Español y a Europa
Informe 2000-2001
Informe 2001-2002
Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) da la razón a USTEC-STES
Nota grupo docentes: Ciencia y religión

MANIFIESTO

Plataforma ciudadana
por una sociedad laica

NOTAS DE PRENSA
STES-i emprende una campaña contra la asignatura de Religión
Admitido recurso STEs-i contra la asignatura de Sociedad, cultura y religión
MODELOS DE CARTAS
Claustro de profesores
AMPAs

CONFEDERACIÓN

Campañas Confederales

POR UN MUNDO LAICO

¿Por qué la campaña?

Características básicas
1. Se trata de una campaña informativa. No es una campaña contra las religiones. Respetamos el derecho de cualquier persona a tener, o no, creencias religiosas, sean católicas o de cualquier otra religión. No se trata de una guerra religiosa entre católicos o no.
2. La nueva regulación es una imposición ideológica que debilita el espacio público educativo entendido como currículo articulado de forma científica y académica, currículo supervisado por los poderes públicos.
3. Esta imposición vulnera los derechos básicos, incluidos los derechos de las personas, recogidos por ejemplo en la formulación básica del Convenio internacional de la UNESCO donde se expresa de forma contundente que no se puede obligar “a ninguna persona a recibir una instrucción religiosa incompatible con sus creencias” (Arte 5.1 b)
4. Los contenidos previstos del currículo del área no tienen un carácter académico sino una orientación claramente conservadora de la religión. Y esto implica que no garantiza totalmente el mantenimiento de posiciones ideológicas personales y condiciona las distintas actuaciones y propuestas de sociopolítica educativa.
5. Pretendemos que la movilización de la comunidad educativa influya en la administración. El currículo aprobado por el MECD tiene que ser desarrollado por ________________que ha de optar, en uso de sus competencias, por ampliarlo o dejarlo intacto.
6. El Ministerio y la jerarquía eclesiástica argumentan que todos y todas (también los que optan por la alternativa a la religión católica) han de estudiar el “hecho religioso” como fenómeno antropológico y histórico, pero esconden que los currículum actuales ya contienen elementos básicos de la cultura religiosa en los ámbitos respectivos de la Geografía y Historia, Lengua y Literatura, Filosofía y Ética, etc. ¿Pueden convivir sin conflicto dos versiones de una misma asignatura? ¿Son en realidad dos versiones alternativas o son demasiado parecidas? En este caso, trasladada esta contradicción al campo de la bioética, la salud humana y el conocimiento del propio cuerpo, o los derechos de las mujeres, nos traería a un territorio de continuo conflicto. Y la Constitución, artículo 27, garantiza que la enseñanza básica es un derecho que emana del espacio público, donde las confesiones religiosas tienen prerrogativas determinadas que ahora aparecen como ilimitadas. ¿Adoctrinamiento o estatus académico? Si la asignatura tiene carácter académico, entonces tendría que ser evaluable. Y parece difícil evaluar desde una posición que no sea la del adoctrinamiento religioso. ¿Se pueden evaluar objetivos educativos tales como “deducir del sacramento del matrimonio los valores de la entrega total, el compromiso de la procreación, la fidelidad y el sentido de la procreación” (1° ESO) o "adquirir el gusto por el buen obrar" (Infantil) o "saber relacionar la experiencia de la liberación de Israel con la presencia de Dios como padre amoroso (3° ESO)? Pero además en la versión no confesional también encontramos aspectos claramente ideológicos:

  • Se afirma que las religiones monoteístas son resultado de una evolución lógica y mantienen una superioridad frente a las religiones primitivas.
  • Religiones como el hinduismo o budismo son marginadas del marco contemporáneo así como el diálogo ecuménico.
  • La concepción cronológica es rígida y bloquea el estudio histórico y temático. Por ejemplo, sólo se trata de forma histórica el cristianismo en tercero de ESO con el cristianismo primitivo y medieval y la reforma.
  • Se marginan los elementos críticos no confesionales de la cultura humanística: las alusiones al ateísmo son conectadas con el totalitarismo.
  • Las posibles connotaciones negativas del “hecho religioso”, como la no mención a la Inquisición española o las sectas religiosas, quedan suprimidas.
  • Los contenidos curriculares, considerados globalmente, mantienen unos claros desequilibrios conceptuales lejos de una idea respetuosa con las diferencias en las creencias, o simplemente ecuménica, obviando todo tratamiento conflictivo o con connotaciones peyorativas del "hecho religioso". Además, existen redundancias poco coherentes con otras áreas, incluso con epígrafes literales, como Ciencias Sociales o Filosofía. ¿Qué pasa en el resto de sistemas educativos de la Unión Europea? Es otra de las cuestiones más manipuladas o simplemente ignoradas. Resulta difícil encontrar ejemplos como el español en el ámbito de la Unión Europea. Excepción hecha de Grecia, Irlanda y algunos landers alemanes, no existe una asignatura con el mismo nivel académico y horario que el resto, evaluable y computable en los expedientes académicos. En la mayoría de los casos no existe religión o alternativa "" y los contenidos de cultura religiosa se asimilan en todo caso al área de Ciencias Sociales.

¿Religión obligatoria? no, gracias

Para el curso 2004-05 las administraciones educativas pretenden imponer dentro del currículo obligatorio, desde Infantil hasta Bachillerato, la asignatura de Sociedad, Cultura y Religión. En cualquier sistema educativo moderno y democrático resulta inaceptable una injerencia de esta envergadura, una imposición ejercida desde una confesión religiosa al conjunto de la sociedad. El sistema educativo español todavía padece graves dependencias del poder que la Iglesia católica ha acumulado en la historia reciente. La cuestión ha sido especialmente funesta con respecto a la asignatura de Religión (católica) y a las sucesivas “soluciones” alternativas presentadas en la enseñanza pública, todas ellas recurridas y admitidas a trámite por el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional. La Ley de Calidad (LOCE) ha complicado todavía más el problema, al pretender incluir la asignatura Sociedad, Cultura Religión a través de dos versiones, una confesional para los creyentes católicos, y otra supuestamente "no confesional" para los que simplemente no optan por la primera. Esta salida es dudosa al coincidir los autores de las dos versiones de la asignatura. No existe en la práctica una alternativa a la enseñanza de la religión católica: la estructura de las dos versiones es casi idéntica y los contenidos son muy similares. Además, se mantiene una visión claramente sesgada de las posiciones laicas, con una apuesta decidida a favor de las posiciones más retrógradas e integristas. El Ministerio de Pilar del Castillo trata de aparentar una posición ponderada, planteando el derecho del alumnado a acceder a una cultura básica sobre el hecho religioso y el de las familias a recibir una educación religiosa. Nadie cuestiona que por acceder a unos saberes sobre la sociedad, la historia o la literatura o estudiar los conflictos y los valores se tiene que poseer una cultura religiosa básica. Por esto, materias como Ética, Filosofía, Historia, Literatura, Música o Lengua incorporan contenidos y conceptos relacionados con el hecho religioso. Pretender resolver algunos de los déficits de los jóvenes con la imposición de una asignatura alineada con la ortodoxia católica más conservadora es una falta de respeto inadmisible, además de una violación flagrante del artículo 16 de la Constitución. Es difícil encontrar un caso idéntico al español en otros países de la Unión Europea: no hay ninguna asignatura de religión o alternativa evaluable con el mismo horario que el resto de materias y con contenidos controlados y supervisados por la autoridad de una confesión religiosa. Sólo en Grecia y en Irlanda hay un estatus parecido de estas materias. En ningún estado, ni en la misma Italia, encontramos una situación comparable. La Confederación de STEs-i inicia una campaña informativa específica dirigida a la comunidad educativa y a la opinión pública sobre las graves consecuencias de la actitud del Ministerio de imponer el adoctrinamiento religioso en los centros educativos, y exige una corrección inmediata del currículo. Nuestra organización ha interpuesto ya ante el Tribunal Supremo un recurso que ha sido admitido a trámite. De igual manera, emprenderemos iniciativas para manifestar la objeción de conciencia, la desobediencia pacífica, la insumisión o el boicot ante las imposiciones ideológicas de la Administración en esta materia, e impulsará un debate para establecer un currículum alternativo. La Confederación de STEs-i participa igualmente en las plataformas ciudadanas constituidas en defensa de una educación laica, y defiende la supresión de la disposición adicional segunda de la LOCE, que impone la obligatoriedad del área de Religión. Finalmente, denunciaremos los acuerdos suscritos entre España y el Vaticano el 3 de enero de 1979, que otorgan unas prerrogativas inaceptables a la Iglesia católica.

 

CARTAS PARA LA ADMINISTRACIÓN

El Claustro/ Asamblea de Profesorado del centro______________________ manifiesta, ante la posible imposición de la materia nominada Sociedad, Cultura y Religión en los tramos educativos de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato, lo siguiente: Que informados de la obligatoriedad de esta asignatura para el alumnado que no optó por la enseñanza de la religión católica por las disposiciones de la LOCE y conocidos los contenidos aprobados por el decreto correspondiente del BOE, publicado el 3 de julio de 2003, y estando pendiente el desarrollo curricular por parte de ____________________________________

MANIFESTAMOS
que los mencionados contenidos de la asignatura Sociedad, Cultura y Religión no son en absoluto neutrales y son incongruentes con el proyecto educativo de un centro educativo aconfesional y moderno.

EXIGIMOS de la administración educativa ____________ la corrección inmediata del mencionado currículum en el ámbito de sus competencias puesto que, de lo contrario pediremos a todos los miembros de la comunidad educativa iniciativas de OBJECIÓN DE CONCIENCIA, y nos reservamos las medidas jurídicas pertinentes por la violación del artículo 16.1 y 2 que garantiza la libertad ideológica y religiosa __________________________ , de 200.

HONORABLE CONSEJERO DE CULTURA, EDUCACIÓN Y DEPORTES


La asociación de Madres y Padres del centro _______________
________________

MANIFESTA
, ante la posible imposición de la materia nominada Sociedad, Cultura y Religión en los tramos educativos de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato, lo siguiente: Que conocidos los contenidos de la asignatura Sociedad, Cultura y Religión, las madres y los padres del alumnado de este centro educativo expresamos nuestra preocupación, puesto que consideramos que la asignatura no es en absoluto neutral y no respeta la libertad de conciencia

SOLICITAMOS de la Consejería de Cultura, Educación y Deportes una corrección inmediata de esta situación puesto que, de lo contrario, tomaremos iniciativas de OBJECIÓN DE CONCIENCIA por la imposición de la mencionada asignatura emplazando a toda la comunidad educativa a seguirlas. Además, nos reservamos las iniciativas de carácter jurídico por la violación del Artículo 16.1 y 2 de la Constitución que garantiza la libertad ideológica y religiosa. __________________________ , de 200.

HONORABLE CONSEJERO DE CULTURA, EDUCACIÓN Y DEPORTES

 


© Confederación de STEs-Intersindical